¿Cuáles son las ventajas del e-Learning para las empresas?

El e-Learning o enseñanza virtual, es un término que fue acuñado a finales de los años 90 por  Elliot Masie y Jay Cross. Hace referencia a una plataforma donde estudiantes y docentes participan, aprovechando la tecnología y el entorno digital para ofrecer educación a distancia de forma interactiva.

Ciertamente, el método de E-learning supone una ventaja importante para los estudiantes y las instituciones educativas, pero también ofrece innumerables beneficios a las empresas, quienes han apostado por esta modalidad de aprendizaje para potenciar los conocimientos de sus trabajadores de una manera flexible y con costes reducidos.

Por sus características, este método de enseñanza ofrece una lista de ventajas para las empresas y usuarios finales, destacando lo siguiente:

Costes reducidos

Implementar una plataforma de e-Learning tiene un coste considerablemente inferior a la ejecución de procesos de formación tradicional. Esto se debe a que no es necesario alquilar ni acondicionar salones de estudio, invertir en materiales de clase, movilizaciones de docentes o alumnos, por lo que se puede llegar a conseguir un ahorro de entre 40% y 60%.

Flexibilidad

Se trata de un proceso de aprendizaje cuya característica principal es la flexibilidad, así como la capacidad de adaptación y personalización. En el momento de formar a los trabajadores, el e-Learning ofrece la posibilidad de adaptarse tanto a los diferentes horarios y situaciones particulares de cada empresa, como a las necesidades de capacitación de cada trabajador.

Incrementa la productividad

Dentro de las organizaciones, los colaboradores siempre buscan oportunidades para crecer y, con este método de enseñanza, se tiene la posibilidad de entregar formación profesional de una forma cómoda, ocupando el tiempo de inactividad o las horas de descanso, siendo innecesario que el trabajador se ausente de su área de trabajo, por lo que su productividad no se verá afectada.

Facilita el acceso a la información

En caso de necesitar consultar la información recibida durante los procesos de capacitación, será mucho más simple hacerlo desde una plataforma en línea a la cual se tenga acceso en todo momento y desde cualquier lugar. De esta forma se tendrá garantía de que los trabajadores podrán aclarar cualquier inquietud que tengan sobre los cursos que han tomado de una manera rápida y sencilla.

Descentraliza el conocimiento de las empresas

Las empresas con sedes en diferentes ubicaciones geográficas y que requieren ofrecer a sus trabajadores conocimientos específicos, pueden hacerlo desde una plataforma que les permite distribuir el conocimiento en tiempo real a todos los empleados que lo requieran, simultáneamente a cada sede de la empresa sin importar su localización.

Formación personalizada

El seguimiento sobre los avances de cada alumno durante los procesos de aprendizaje, mediante métodos de enseñanza electrónica, es mucho más sencillo para los docentes. Así mismo, se tiene la posibilidad de poder personalizar el contenido entregado y la cantidad de información que se libera para cada trabajador, conforme avanza en su proceso de aprendizaje.

En resumen, el método e-Learning ofrece a las empresas una serie de ventajas importantes frente a los de sistemas de educación tradicionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: