Recomendaciones para comenzar a reciclar

Comenzar a reciclar es empatizar con un tema de importancia global, asegurarse que un recurso podrá usarse nuevamente sin terminar tan pronto siendo un desecho. Con las siguientes recomendaciones verás que es una práctica sencilla, un trabajo en equipo valioso que una vez se toma como costumbre, es fácil incluirlo en la rutina diaria.

5 sencillos pasos para comenzar a reciclar

1.     Conoce los materiales

Antes de comenzar a acaparar sin medida todo lo que se haya usado, debes conocer qué materiales es posible reciclar y cuáles no, pues, aunque se quisiera, algunos resultan complejos de reciclar. Lo mejor será que te acerques a conocer el centro de reciclaje más cercano, para que te suministren información, ellos te dirán qué materiales reciben.

Pero no te quedes sólo con eso, investiga por tu cuenta, cada plástico, por ejemplo, tiene su clasificación, denominado PET, PE y PP, cada uno agrupa distintos tipos de envases. Al igual que el vidrio, generalmente se reciben botellas de diversos tamaños y formas, frascos o vasos, que deben estar correctamente limpios y secos.

En el caso del cartón y papel, se reciben muchos tipos, sin importar que estén intervenidos con tinta, siempre que no estén sucios con grasa. Los envases tetra pack de jugo o leche, también deben ser entregados limpios, así como las latas y tapas que traen los envases.

2.     Organiza los contenedores

Lo mejor será que te acostumbres a reciclar de forma ordenada, será más fácil para luego entregarlos y tu casa no se convertirá en un completo desastre. Tampoco debes preocuparte por el espacio, si vacías los contenedores cada una o dos semanas, no se acumulará por montones, también puedes organizarlos de forma vertical, para ocupar menos.

La clasificación usual es:

  • Plástico PET
  • Plástico PE y PP
  • Vidrio
  • Papel y cartón
  • Tetrapacks y metales

Conforme vayas avanzando, puedes integrar contenedores para materiales más complejos que, si bien no se reciclan, tienen una forma particular de ser desechados, para no afectar a los demás. Por ejemplo: las pilas, baterías, cartuchos de impresora, electrodomésticos, telas (es posible reciclarlas), material orgánico, este último puedes sacarle provecho desde el hogar si tienes plantas.

Recomendaciones para comenzar a reciclar

3.     Lugares y horarios

Un parte importante para comenzar a reciclar es conocer el centro de reciclaje más cercano a tu comunidad, así como sus horarios, para adaptarlo al tuyo. Una vez que lo tengas en la mira, ellos pueden suministrarte información de casi cualquier cosa respecto al reciclaje, hay ciudades que cuentan con encargados de recogerlo por casas. Pero la verdad es que no es tan común, quizá por eso pocas personas se animan, creyendo que es muy tedioso tener que trasladarse con todo el material. Una forma integrarlo mejor a la rutina es dedicarle un día y hora específica en la semana, apúntalo a tu agenda como otra actividad más.

4.     Recicla en grupo

El reciclaje es un trabajo en equipo, para que un material logre ser reciclado, se necesitan muchas personas de por medio. En casa siempre habrá alguno más interesado que otro, si eres tú, encuentra maneras informativas de proponerlo, con sus ventajas y el por qué a todos les compete. Con los niños es mucho más sencillo pues están aprendiendo, muéstrales formas didácticas y se convertirá poco a poco en una costumbre familiar.

5.     Reduce y reutiliza

Reciclar forma parte de las tres erres, en la cual, es la última opción, por eso se habla de un trabajo en conjunto. Mucho antes de comenzar a reciclar, hay que pensar de qué forma reducir todo nuestro consumo, para que el impacto en el planeta sea menor. Y por supuesto, antes de reciclar un material, hay que sacarle todo el provecho posible, alargar y optimizar su vida útil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.