El tarot Osho Zen y el reflejo del mundo exterior

El tarot Osho Zen tiene su fundamento en la filosofía oriental. La cual nos dice que los hechos del mundo exterior son el reflejo de lo que pensamos. Esta herramienta no es un medio de adivinación del futuro. Por el contrario, nos permite interiorizar nuestra conciencia y sentimientos con el fin de descubrir los aspectos buenos y malos de una persona.

A través de este tarot puedes aprender a conocerte a ti mismo y experimentar con los aspectos que conforman tu personalidad, es decir, te permitirá evolucionar como persona.

Origen del tarot Osho Zen

La filosofía oriental aplicada en este tarot, se basa en que, en el futuro no existe razón. Por tal razón,  no es un método usado para adivinar. La lectura se refiere a situaciones que ocurren en el presente, todo lo que importa es el hoy y el ahora.

También, el llamado tarot zen, nos permite conocer nuestro interior. De igual forma, los estados de ánimo, sentimientos para interpretar lo que en tu subconsciente sientes y ocultas.

El tarot Osho Zen tiene su origen en el año 1960. Fue creado por el guía espiritual Osho. Su finalidad inicial era la de orientar a sus seguidores para llevarlos hacia la luz en su camino. De hecho, en los años setenta este tarot tuvo gran auge en Occidente. De tal forma que consiguió muchos discípulos creyentes de esta filosofía espiritual y zen.

El maestro Osho fue un personaje muy polémico en su época. Tenía tantos admiradores, como críticos. A pesar de esto, fue conocido como una persona con una excelente formación intelectual y espiritual.

Osho murió en el año 1990 sin haber escrito un libro. Sin embargo, todos sus conocimientos fueron recopilados por sus seguidores. Como resultado, crearon la Fundación Internacional Osho. Esta organización ha logrado publicar más de cien libros.

Tarot Osho Zen

Las cartas del tarot de Osho zen

Este tarot está formado por 79 cartas, entre las cuales 56 representan a los Arcanos Menores.  Estas, a su vez, se encuentran divididas en cuatro elementos (agua, fuego, nubes y arcoíris) de 14 cartas cada uno. Por otro lado, el conjunto de los Arcanos Mayores está formado por 22 cartas; y la carta faltante, es una que hace referencia a un Arcano Mayor. Por lo tanto, no tiene numeración y representa al “maestro”.

Las imágenes de este tarot nos permiten establecer una energía de paz y con las cuales te puedes identificar. En cuanto a las que corresponden a los Arcanos Menores, puedes visualizar paisajes de diseño medieval. Por otra parte, la de los arcanos mayores,  representan la sabiduría zen por medio de símbolos y pensamientos.

Interpretación de las cartas del tarot de Osho Zen

En los Arcanos Mayores, los más representativos son los siguientes:

El loco

Muestra a un hombre sonriendo que cae de un risco llevando en sus manos un ramo. Representa al hombre libre sin ataduras que tiene confianza en sí mismo y en los demás.

La existencia

Se visualiza a una mujer desnuda, contemplando el firmamento sentada en una hoja. Significa nuestra fragilidad ante el mundo. Irradia la paz que nos permite aceptar al yo interno.

La voz interior

Se puede ver una esfera y en su interior a una mujer meditando. De igual forma, alrededor se encuentran unos delfines. Esta carta representa la dualidad del bien y el mal, de la luz y de la oscuridad.

La creatividad

Muestra a una mujer que toca una esfera verde y se une con la naturaleza. Esta carta simboliza el origen del mundo.

El rebelde

En ella, podemos observar a un hombre con alas que lleva en sus pies una cadena que lo rodea y en su mano lleva una antorcha. Representa la autoridad sobre el destino propio iluminando los pasos a seguir.

El vacío

No muestra nada, solo la oscuridad total. Significa no apreciar ni sentir nada en absoluto.

Los amantes

Se visualizan dos personas viéndose fijamente. Representa todo lo referente a las relaciones y compromisos.

Darse cuenta

Muestra un velo que está en estado de deterioro. Significa inocencia o el despertar de la conciencia.

El valor

En ella se encuentra una flor que florece en una roca. Representa el valor ante las circunstancias de la vida.

La soledad

Se puede ver un anciano que mira al vacío, lleva por bastón una rama. Se refiere a todo lo que concierne problemas emocionales y a la incapacidad para relacionarse.

El cambio

Se puede visualizar una rueda de la fortuna que hace referencia al karma.

Otros arcanos mayores de gran influencia son: el avance, la nueva visión, la transformación, la integración, los condicionamientos, el rayo, el silencio, las vidas pasadas, la inocencia, más allá de la ilusión, la conclusión.

Mientras que los Arcanos Menores representan cuatro elementos, los cuales hacen referencia a varios aspectos de la vida.

Estas cartas de Arcanos Menores tienen las siguientes representaciones:

Agua

Armonía, proyecciones, sueños, amistad, introspección, entendimiento, confianza, receptividad, sanación.

Fuego

Cansancio, viajar, estrés, éxito, totalidad, participación, juego, intensidad, creador.

Nubes

Momento, conciencia, culpa, cargas, renacimiento, posponer, aislamiento, mente, lucha, moralidad, control.

Y por último, la carta del maestro Osho, la cual representa la sabiduría y el control sobre algunas circunstancias. Como resultado, atrae paz y desprende energías positivas y de cambio.

Cómo realizar una consulta con el tarot Osho Zen

Realizar una consulta del tarot Osho Zen, es sumamente sencillo. Solo debes seleccionar tres cartas, las cuales van a representar tu situación actual. De igual forma, tu visión sobre esa circunstancia y la última carta se refiere a la relación de tu presente con el universo.

Es necesario recordar que el tarot de Osho Zen no es una herramienta predictiva, sino que es una ayuda para prosperar en la senda del conocimiento interior.

Realiza también una tirada del tarot vikingo.

El tarot Osho Zen: de lo interior a lo exterior

A través de este medio, se puede ver en lo más profundo de tu interior. La finalidad es eliminar de tu vida todo aquello que ocasione daño, malestar o que no te permita avanzar.

En ese sentido, puedes recurrir a una lectura siempre que lo desees, cuando exista algún aspecto de tu vida con el cual no estés conforme. Por ejemplo, si estás pasando por una circunstancia que te genere dolor, si tienes alguna inquietud para resolver un problema o para cualquier tipo de incertidumbre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: