El tarot vikingo y la mitología de los guerreros poderosos

El tarot vikingo, también conocido como tarot nórdico, es aquel en el que los dioses de esa cultura se encuentran representados por un Arcano Mayor. Este tarot sirve para realizar predicciones acerca de tu futuro. Basándose en la mitología de los pueblos nórdicos del norte de Europa. Por otro lado, se encuentra íntimamente relacionado con los sueños, el amor, la salud y la fortuna.

Las energías del interior, se compaginan con la de estos dioses. Sobre todo, para transmitir mensajes referentes a nuestro pasado, presente y futuro.

Origen del tarot vikingo

Desde el siglo I, hasta la edad media, los pueblos nórdicos han usado las runas. Se trata de un alfabeto escrito representado por medio de símbolos. Asimismo, su finalidad es ser utilizados en rituales de magia y de adivinación.

Estas runas, dejaron de utilizarse al aparecer los alfabetos romanos. Los cuales, pasaron a ser el método de escritura de mayor importancia en toda Europa. Los vikingos eran una tribu guerrera formada por hombres fuertes y valientes. De igual forma, tenían creencias religiosas que con el tiempo llegaron a formar la mitología que actualmente conocemos.

En ese sentido, una de estas creencias era que para poder entrar al paraíso, los hombres que pertenecían a esta tribu, debían poseer una serie de cualidades. Por tal razón, el creador de este tarot quiso relacionar estas nueve virtudes vikingas con las cartas del oráculo las cuales son:

Tarot vikingo

Coraje

Usar la inteligencia y la astucia para no rendirse. De tal forma, que no vale dejarse desanimar.

Verdad

Ser sinceros, no mentir y siempre realizar nuestros actos con honestidad.

Honor

Se refiere a la moral, dignidad y lealtad. Asimismo, no olvidar los valores y las creencias arraigadas en nuestro ser.

Lealtad

Los vikingos debían ser fieles no solo a su pareja y familia sino también a los dioses.

Disciplina

Es el esfuerzo que debemos realizar para conseguir un fin basado en el auto conocimiento y valentía.

Trabajo

En esta cultura era muy mal vista la persona ociosa. Por lo tanto, debían trabajar con orgullo y con mucho esfuerzo.

Hospitalidad

Para los vikingos era una obligación ser amables y respetuosos con todas las personas que pertenecían o no a su tribu. Como resultado, debían ofrecer al extranjero alojamiento y comida. Además, ser atentos sin ser recompensados por ello.

Confianza

No se deben tener dudas y confiar en uno mismo. De tal manera, que esta actitud en la época de los vikingos generaba respeto y les permitía progresar con libertad.

Perseverancia

Es la lucha continua para conseguir tus objetivos. De hecho, los vikingos nunca se rendían siempre seguían adelante hasta alcanzar lo que querían. Cuando se equivocaban aprendían de sus errores, por este motivo eran considerados sabios.

Consulta también el tarot Osho Zen.

Las cartas del tarot vikingo

Las imágenes de estas cartas representan de manera majestuosa e imponentes a las deidades. En total son 22 arcanos mayores y cada uno de ellos representa un dios. Las cartas que representan acontecimientos positivos llevan plasmado en el fondo un cielo despejado. Por el contrario, cuando las cartas representan acontecimientos negativos el fondo es un cielo nublado.

Cada carta lleva un número y una nomenclatura. Asimismo, se pueden observan en el borde de color verde claro.

Los arcanos del tarot vikingo

Al igual que el tarot tradicional, se componen de dos grupos: Arcanos Mayores y Arcanos Menores. Los Arcanos Mayores representan las situaciones vitales. Por otro lado, los Arcanos menores, muestran lo que llevamos escondido en el subconsciente.

Arcanos Mayores

Los arcanos mayores son los dioses supremos. A cada dios se le ha establecido una figura equivalente a las del tarot tradicional. Todo esto, para hacer más fácil su compresión a la hora de realizar la lectura, y estos son:

  •  Loki (el loco),
  • Tyr (el mago),
  • Frigg (la sacerdotisa),
  • Saga (la emperatriz),
  • Ullr (el emperador),
  • Odín (el sumo sacerdote),
  • Thor (la fuerza),
  • Heimdall (el ermitaño),
  • Nornas (la rueda),
  • Forseti (la justicia),
  • Vali (el colgado),
  • Las Valkirias (la muerte),
  • Balder (la templanza),
  • Hödr (el diablo),
  • Asgard (la torre),
  • Fresno Yggdrasil (la estrella),
  • Mani (la luna),
  • Sol (el sol),
  • Ragnarök (el juicio),
  • Ymir (el mundo). 

Estos arcanos representan el ciclo de la vida de cada persona. Es decir, abarca desde la vida hasta la muerte.

Arcanos Menores

Los arcanos menores del tarot vikingo, se dividen en cuatro grupos los cuales son:

Los dioses Vanir

Son dioses representados por el agua, su símbolo es el cáliz o la copa.

Los elfos y los enanos

Son representados por el pentagrama. De igual forma, sus símbolos son las armas y las riquezas terrenales.

El hombre

Su símbolo son unas espadas, representa a los guerreros, héroes, magos y sabios al servicio de los dioses.

Los gigantes

Se refiere a las energías y fuerzas de la naturaleza fuego, hielo y nieve.

Lectura de las cartas nórdicas

El tarot nórdico o vikingo, está clasificado como uno de los más fiables. De tal forma que, a través de una lectura, puedes llegar a descubrir lo que tu alma esconde en lo más profundo de tu ser. En ese sentido, su energía transmite mensajes claros sobre sueños, deseos, pensamientos, inquietudes y misterios.

Durante la lectura cuando desees preguntar algo, debes hacerlo meditando sobre lo que quieres saber. Es decir, debes realizar tu consulta de manera mental y verbal.

Este oráculo no posee respuestas afirmativas o negativas a tus preguntas. Al contrario, lo que te ofrece es un consejo que te permite aclarar la situación o problema que estás consultando y así poder orientarte hacia decisiones correctas.

Puede sucederte que la respuesta obtenida durante la lectura no esté acorde con lo que estás consultando. En este caso, quiere decir que el oráculo te está dando respuesta de una inquietud que se encuentra atrapada en tu subconsciente.

Antes de realizar tu consulta puedes decir la siguiente oración para compaginar las energías de tu interior con la de los dioses:

“Este es el altar de los dioses Loki, Tyr, Frigg, Saga, Ullr, Odín, Thor, Heimdall, Nornas, Forseti, Vali, las Valkirias, Balder, Hödr, Asgard, Fresno Yggdrasil, Mani, Sol, Ragnarök, Ymir. Que ellos me infundan coraje, verdad, honor, lealtad, disciplina, trabajo, hospitalidad, confianza, perseverancia y su protección para que pueda actuar en su honor”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: