¿Qué son los micromachismos?

Los micromachismos son expresiones sutiles y soterradas del machismo que se manifiestan en la cotidianidad en diversos ámbitos. Son manifestaciones que pueden pasar inadvertidas porque no son actitudes abiertamente machistas.

Los micromachismos son los restos aún arraigados de una socialización y educación sexistas y de creencias culturales que ponen al hombre por encima de la mujer.

Origen del término micromachismo

El término micromachismo fue acuñado por el psiquiatra y psicoterapeuta argentino Luis Bonino Méndez en 1990. Bonino define los micromachismos como los comportamientos cotidianos de violencia y dominación masculina sobre las mujeres que son “invisibles”. Son comportamientos que afectan la autonomía y psiquismo femenino.

El prefijo micro, según la definición del psiquiatra, alude a lo que es casi imperceptible, pero que existe aunque la evidencia de ello no sea tan clara. Estos comportamientos son reiterados, lo que conlleva a que se normalicen o que no sean visibles.

Existen los micromachismos que no son intencionales ni planificados, sino que se manifiestan por formar parte de los hábitos de socialización y crianza de los hombres.

Existen también los micromachismos que sí son manifestaciones conscientes, son parte de estrategias y manipulaciones masculinas practicadas con el fin de prevalecer sobre las mujeres.

¿Qué son los micromachismos?

Tipos de micromachismo

Bonino realizó una clasificación de los micromachismos:

  • Utilitarios: son los que se aprovechan de las supuestas cualidades femeninas para realizar los trabajos domésticos, de servicio y cuidado a otras personas. Ejemplo: no participar en las labores domésticas.
  • Encubiertos: con sutileza coartan la voluntad femenina para que predomine “la verdad” masculina. Ejemplo: usar el mal humor como herramienta de manipulación para que la mujer haga lo que el hombre quiere.
  • De crisis: se manifiestan cuando la mujer comienza a ser consciente de su posición de desigualdad, y son empleados para que se mantenga el desbalance. Ejemplo: asumir una actitud de víctima frente a la mujer.
  • Coercitivos: limitan la libertad de la mujer, su tiempo y su espacio, y su capacidad de decidir como consecuencia del uso por parte del hombre de su fuerza moral, psíquica o económica. Ejemplo: monopolizar el control del dinero.  

Efectos del micromachismo

Con los micromachismos se perpetúan las actitudes machistas, así como las desigualdades entre mujeres y hombres. Los efectos de los micromachismos en las mujeres, según la descripción de Bonino, son:

  • Afectan su capacidad para razonar con claridad, para pensar y actuar eficazmente.
  • Agotamiento de sus reservas emocionales y de la energía necesaria para desarrollar sus intereses vitales.
  • Deterioro de la autoestima, aumento de la inseguridad y de los sentimientos de impotencia y derrota.
  • Paralización de su desarrollo personal y limitación de su libertad.
  • Sensación de hartazgo que atribuyen a sí mismas, no a una fuente externa como los micromachismos.

Los micromachismos afectan también a los hombres:

  • Mantienen o aumentan su posición de dominio sobre las mujeres, así como su desinterés por las necesidades de estas.
  • Reafirman la identidad masculina basada en la creencia de que los hombres son superiores a las mujeres.
  • Aumentan el control y la desconfianza por parte del hombre hacia la mujer.

Ejemplos de micromachismos

  • Preguntar a una mujer, y nunca a un hombre, cuándo tendrá hijos.
  • Contestar “no me lo habías pedido” cuando la mujer le recuerda que debe hacer su parte en las tareas domésticas.
  • En una conversación sobre deportes, preguntar por la opinión de los hombres presentes y excluir a las mujeres dando por sentado que no les interesa.
  • Dirigir a las mujeres frases como: “así no se comporta una señorita”.
  • Decirle a un padre cuando lo ven con su hijo: “hoy te han dejado de niñera”.
  • Ignorar a la mujer en locales que responden a estereotipos masculinos, como por ejemplo: talleres mecánicos, tiendas de informática, bancos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.