La Generalitat recomienda que los residentes de Barcelona y el área metropolitana se queden en casa

El gobierno catalán anunció el viernes que implementará nuevas restricciones debido a los crecientes casos de coronavirus en la región. Ya existen medidas sociales en el municipio de L’Hospitalet de Llobregat, ubicado a solo seis kilómetros al suroeste de la ciudad de Barcelona, ​​que incluyen límites a la capacidad de bares y restaurantes, y el cierre de locales nocturnos, actividades culturales y gimnasios.

Ahora se implementarán restricciones similares en la capital catalana y su área metropolitana, así como en la comarca de La Noguera en la provincia de Lleida, un área que comprende 30 municipios, y en la comarca de Segrià , que incluye la ciudad de Lleida. El gobierno regional también ha pedido a los residentes que limiten sus viajes tanto como sea posible y eviten viajar a segundas residencias este fin de semana.

Las autoridades anunciaron el viernes que están preparando dos resoluciones para imponer las medidas, la primera para cubrir Barcelona y su área metropolitana, y otra para la comarca de Lleida de La Noguera y varios municipios de Segrià.

Las medidas afectarán a cuatro millones de personas en las áreas de Barcelona, ​​Viladecans, el Prat de Llobregat, Sant Joan Despí, Sant Boi de Llobregat, Cornellà, Sant Just Desvern, Esplugues de Llobregat, L’Hospitalet de Llobregat, Montcada i Rexach, Santa Coloma de Gramanet, Sant Adrià de Besós y Badalona. Se espera que estén en su lugar durante dos semanas.

El paquete de restricciones es, según el gobierno regional, un recordatorio a los ciudadanos para que no bajen la guardia. “Queremos dar la alarma y llamar la atención sobre la preocupante progresión de Covid-19 en nuestro país”, dijo el portavoz del gobierno Meritxell Budó el viernes en una conferencia de prensa, en referencia a la región de Cataluña. “Este es un momento difícil. Necesitamos actuar rápidamente para evitar la situación en la que nos encontramos en marzo ”, dijo, refiriéndose al inicio de la epidemia en España. Budó también explicó que las reuniones sociales se limitarán a 10 personas.

La región de Cataluña reportó 1.300 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas del jueves, la mayoría de los cuales, 884, se registraron en la capital catalana y en los municipios vecinos.

La jefa regional de salud, Alba Vergés, pidió el viernes a los ciudadanos de las áreas afectadas que “eviten las reuniones sociales , la vida nocturna y las actividades culturales”. Anunció que los restaurantes tendrán que limitar su capacidad al 50% en interiores, sin consumo permitido en los bares. Las mesas al aire libre deberán estar separadas por dos metros. Vergés pidió a los residentes que solo salgan de sus hogares para realizar tareas “esenciales”, con actividades minoristas y otras actividades comerciales sin contacto y con cita previa, aparte de supermercados y farmacias, entre otros. Las bibliotecas y museos permanecerán abiertos por ahora, al igual que los campamentos de verano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!