Tipos de sillas salvaescaleras

Una silla salvaescaleras es un sistema de elevación homologado, cuya función es solucionar la necesidad de desplazamiento dentro del domicilio que puede tener una persona con movilidad reducida. Resulta el mecanismo ideal en propiedades donde no es posible realizar una obra para incluir otro tipo de dispositivo elevador.

Este mecanismo se encuentra disponible en diferentes tipos, cada uno con sus particularidades, ventajas y beneficios. En las siguientes líneas definiremos todos los conceptos esenciales relacionados con las sillas salvaescaleras, las características generales del producto y los tipos de salvaescaleras disponibles para escaleras rectas y curvas.

¿Qué es una silla salvaescaleras?

Una silla salvaescaleras es un sistema elevador que utiliza una guía o raíl, el cual se instala a lo largo de la escalera, permitiendo que una persona pase de un piso a otro de la propiedad de forma segura. Para esto, el usuario se sienta sobre una silla mecanizada que se desplaza a lo largo del riel hasta llegar al piso correspondiente. Por lo general, existen dos tipos de rail, doble y simple, siendo este último habitualmente más estético, dado que suele ocupar menos espacio.

Este mecanismo resulta útil para la seguridad durante el desplazamiento de personas de la tercera edad, personas con movilidad reducida, independientemente de su edad, y personas en silla de ruedas. Pueden instalarse en el interior de las viviendas y también en el exterior, e incluso existen empresas que comercializan sillas salvaescaleras acuáticas para piscinas.

Las características esenciales de las sillas salvaescaleras son las siguientes:

  • Pueden instalarse en interiores y exteriores, así como en diferentes tramos de las escaleras, tanto rectos como curvos.
  • Logran destacar por su facilidad de instalación, evitando tener que realizar reformas y obras complejas, lo cual se traduce en un precio que se adapta mejor a presupuestos ajustados.
  • Funcionan de manera bastante intuitiva, con el usuario manteniendo el control a lo largo del recorrido.
  • Ocupan muy poco espacio y son plegables.
  • Mantienen una estética cuidada, con un diseño que en ocasiones puede ser personalizado con diferentes acabados y gadgets disponibles en el mercado.

Tipos de sillas salvaescaleras

En el mercado existen diferentes tipos de sillas salvaescaleras con la capacidad de adaptarse a espacios con diferentes características. La clasificación más común es la siguiente:

Silla salvaescaleras recta

Estas son el tipo más sencillo de instalar, ya que realizan el recorrido de forma recta y sin cambios de pendiente, lo cual las vuelve sencillas de diseñar e instalar. Han sido pensadas para instalarse en escaleras rectas que posean entre tres y 90 peldaños, además funciona perfectamente en exteriores, jardines y viales, creando espacios que facilitan la movilidad.

Silla salvaescaleras curva

La silla salvaescaleras para escaleras curvas dispone de un sistema motorizado que se moviliza sobre una guía o raíl curvo que ha sido instalado sobre una escalera curva, tomando en cuenta el sentido de la escalera, los cambios de pendiente, tamaño, altitud y otras características. El mecanismo necesario para funcionar en una escalera curva resulta más complejo que el anterior.

Existen páginas especializadas en este tipo de productos, como sillaselevadoras.es, donde se puede encontrar más información y solicitar un presupuesto personalizado sin compromiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: