¿Qué inspiró a Rocky Balboa?

Rocky es sin lugar a dudas, una de las películas deportivas más inspiradoras de todos los tiempos. En ella, el protagonista Rocky Balboa, un boxeador entrado en años interpretado por Sylvester Stallone, “vuelve a sus años de gloria” en un enfrentamiento épico contra el campeón mundial del pugilismo. La reconocida cinta ha recorrido el mundo, por lo que actualmente es una referencia obligada de cultura popular.

Sin embargo, lo que pocas personas conocen es la fuente de inspiración de Stallone, que además de encarnar al personaje principal fue también guionista del largometraje. La inspiración la hallaría el actor un 24 de marzo del año 1975, tras asistir también a un verdadero enfrentamiento de dimensiones épicas entre el campeón Muhammad Ali y “el sangrador de Bayona” Charles Wepner.

Podría incluso afirmarse que Rocky es una adaptación fiel del enfrentamiento. Después de todo, Wepner, al igual que el ficticio Balboa, se enfrentó a Ali, campeón mundial de turno, quien por su parte había derrotado recientemente a George Foreman. El sangrador de Bayona, igual que su contraparte cinematográfica, logró pelear hasta el último round tumbando incluso una vez al afamado campeón.

Similitudes y diferencias en el enfrentamiento

La galardonada cinta está basada en hechos reales, pero se toma varias licencias creativas. Una de las más significativas es, sin lugar a dudas, la forma en que el respectivo campeón mundial derrota a su adversario. Mientras que “Chuck” Wepner fue derrotado por knock-out en el último asalto, Rocky Balboa, el personaje de Stallone, obtendría la derrota tras una decisión de los jurados.

Además, en el film no se juega con la controversia sobre la caída del campeón. Este último, encarnado en el personaje de Apollo Creed, es llevado al suelo por un indiscutible gancho izquierdo propiciado por Balboa. En la historia real, no obstante, existe una controversia sobre si Wepner pisó accidental o conscientemente a Ali, cosa que hubiese sido la verdadera causa de su desplome.

Otro punto interesante, y en el que la coincidencia no es casual, es el “engaño” al árbitro. En la película se muestra como el preparador de Rocky Balboa le “sopla la respuesta” cuando el árbitro le pregunta cuántos dedos observa, para evaluar su capacidad de continuar. Los rumores señalan que lo mismos ocurrió en el enfrentamiento original, puesto que supuestamente el preparador de Wepner le propició tres pellizcos para que el sangrador respondiese correctamente.

El viaje del héroe: Rocky y Stallone

Antes de Rocky, ganadora del Oscar por mejor película, director y montaje, Sylvester Stallone no era la gran estrella que es actualmente. Antes de esta “obra cumbre”, Stallone había obtenido solo papeles menores, en películas nada destacables. Aún peor, la única película “destacable” que hizo fue una película porno que el actor accedería a grabar para iniciarse en el medio fílmico.

Lo cierto de la historia es que Stallone buscaba algo en lo que poner todo su corazón, y ese algo fue Rocky. Por eso no son de extrañar los siguientes hechos:

  • Que Stallone haya puesto como condición que él fuese el actor principal
  • Que el film tenga resonancias con la propia historia de Stallone en su perseverancia por convertirse en un actor de renombre. En efecto, el magistral duelo entre Wepner y Ali (originalmente concertado entre Wepner y Foreman) no pudo más que inspirar al hoy reconocido actor hollywodense.

Decir que Stallone solo convirtió en un drama el enfrentamiento deportivo sería pasar por alto la fuerte identificación que tuvo Sylvester con la tenacidad de Wepner, en un momento de su vida que bien podríamos caracterizar como difícil, pesado, temible, tal como los poderosos golpes propiciados por Muhammad Ali.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.