Inteligencia artificial: Ciencia y ficción

Hace unos años atrás, pensar en un mundo robotizado era algo muy futurista que no parecía posible; hoy en día, ese mundo ha llegado y estamos viviendo en él. Las máquinas automatizadas, los robots que realizan tareas cotidianas de los humanos para facilitar sus vidas y la inteligencia artificial ya no son un mito ni una idea futurista; ya son parte de la realidad.

Estos avances tecno-científicos han sido implementados en todas las áreas y los campos imaginables para sacarles el mayor beneficio posible, y esto ha hecho que se abra un mundo de posibilidades en cada uno de ellos. Y muchos de los resultados han sido increíbles, al punto de difuminar la línea entre la realidad y la ciencia ficción.

Hacerse la pregunta “¿hasta dónde llega la ciencia y desde dónde comienza la ficción?” es uno de los primeros pensamientos que vienen a la mente cuando se develan los inventos y las innovaciones respecto a la inteligencia artificial.

Avances de la inteligencia artificial:
¿Reales o no?

La inteligencia artificial ha sido integrada a la medicina, a las redes sociales, a la computación, a la programación y demás, de la misma manera en que solo se imaginaba en las películas de ciencia ficción.

IA en el mundo virtual

Las redes sociales, las plataformas de streaming y los sitios de compra en internet son la manera más común en que las personas están en contacto con la inteligencia artificial; de esto se tratan los algoritmos virtuales. Lo que estos hacen es analizar el comportamiento online de cada uno de los usuarios y tomar decisiones basadas en estos comportamientos.

Un ejemplo de esto es la música recomendada en Spotify, que el algoritmo sugiere basado en los géneros y los artistas que las personas han escuchado previamente. También pasa con los anuncios de Instagram, que se basan en las búsquedas hechas recientemente, al igual que con los anuncios de YouTube y similares.

Se trata de la inteligencia artificial analizando los datos de los gustos de la persona para mantener su estadía en dichas plataformas.

Inteligencia artificial: Ciencia y ficción

IA en la robótica

Y desde un punto de vista más alejado de las interacciones cotidianas con las personas, se encuentra la inteligencia artificial en la robótica.

La robot con inteligencia artificial más popular del mundo es Sophia, que es en atropomorfa con la finalidad de parecer lo más humana posible. Y es, probablemente, la aplicación más de ciencia ficción de la inteligencia artificial, porque la robot es capaz de aprender de su entorno, analizar la información que recibe (sea de forma visual o de forma auditiva) y responder concorde a ella. También está en la capacidad de relacionarse con otros humanos y crear vínculos, no necesariamente afectivos, pero sí de reconocimiento; Sophia es capaz de identificar a las personas y ver las estadísticas del tiempo que comparten.

En más de una película de ciencia ficción, los robots con inteligencia artificial se han rebelado contra los humanos y han tomado acciones en su contra, y esta es la razón por la que tratar este tema es tan delicado. Muchas personas temen que la mente autodidacta de los robots sea capaz de igualar la inteligencia humana, y si bien es una posibilidad, hasta el día de hoy no se ha desarrollado ningún robot con IA que no sea monitoreada constantemente.

Es cierto que la tecnología avanza a una velocidad descomunal, pero esto es clave para seguir permitiendo la evolución humana. La imaginación de los creadores de mundos de ciencia ficción va a seguir retando los límites de la realidad, y la tecnología se va a seguir desarrollando tratando de mejorar las condiciones actuales de la humanidad.

La inteligencia artificial es innovadora, emocionante e intrigante, pero siempre puede ser controlada si se desarrolla correctamente, lo que nunca pasa en las películas de ciencia ficción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.