Indemnización y derecho a paro cuando el despido es procedente

El despido improcedente es una situación bastante frecuente en España por la que pasan numerosos trabajadores, pero pocos son los que saben que en este tipo de situaciones los empleados también pueden tener derecho a indemnización y a paro, la mejor opción para ello es contratar los servicios de abogados expertos en la materia.

Cuando una persona en España se encuentra trabajando y no continúa la actividad, puede deberse a un gran número de motivos, pero hay una causa bastante común que no es otra que el despido procedente. En este sentido, hay que decir que se entiende como despido, aquel en el que el empresario decide romper el vínculo laboral con la persona en cuestión, teniendo en cuenta siempre la normativa vigente y cumpliendo los requisitos legales y las causas por las que se ha tomado esta decisión. Como es lógico, esto es todo lo contrario a los despidos improcedentes, los cuales, no suelen ajustarse a las medidas establecidas.

Para tener una mejor idea sobre de qué va todo esto, es importante conocer algunas claves básicas. De esta forma, un despido procedente se suele determinar a través de una sentencia judicial que es favorable al empresario, sabiendo que, si se hace de manera adecuada, suele estar amparado por la ley. A todo ello hay que decir que, cuando se dan este tipo de despidos, el ex empleado tiene derecho a paro, siempre que cumpla los requisitos establecidos para acceder al mismo. Además, se puede tener derecho también a cobrar indemnización en el caso de que se considere un despido procedente, objetivo o colectivo, no así disciplinario. En cualquier caso, siempre se tendrá derecho a recibir el finiquito que corresponda.

Teniendo en cuenta lo complejo que puede llegar a ser este proceso, en el caso de verse en esta situación, es esencial contratar los servicios de abogados expertos en la materia. En este sentido, uno de los mejores bufetes de España, sin duda, es Ancla Abogados, que lleva ofreciendo sus servicios desde 1992, siendo uno de los despachos referentes en Coruña.

Este despacho analiza cada caso de manera detallada, intentando siempre lograr los mayores beneficios para sus clientes. Abogados de plena confianza que ofrecen prestaciones para pymes, grandes empresas, cooperativas, particulares y colegios profesionales. Entre sus valores destacan la discreción, la transparencia y el compromiso.

¿Qué más saber sobre los despidos procedentes?

Como ya se ha mencionado, este tipo de despidos está amparado por la ley, teniendo pleno derecho el empresario a romper la relación laboral, teniendo en cuenta el Estatuto de los Trabajadores para cada caso. En este sentido, hay que cumplir los requisitos que se establece en esta norma, tales como que habrá un periodo de consultas si el despido es colectivo o se produce un ERE; habrá que avisar con 15 días de antelación si es un despido objetivo; y en el caso de ser disciplinario, se debe justificar conforme al artículo 54 del Estatuto de los Trabajadores.

Indemnización

En el caso de que se produzca un despido procedente, la persona solo podrá tener derecho a indemnización siempre que haya sido un despido objetivo o colectivo. En estos casos, el trabajador percibirá como indemnización lo que equivale a 20 días de salario por año trabajado, teniendo como máximo 12 mensualidades. Por supuesto, esto es totalmente compatible con el finiquito.

Paro

Como no podía ser de otra manera, el trabajador que esté en situación de despido procedente tendrá derecho a paro, ya que se queda en situación legal de desempleo. Eso sí, para acceder a este subsidio, debe contar con el mínimo de cotización exigida por ley.

¿Se puede volver al puesto de trabajo tras un despido procedente?

Si el despido procedente está 100% ajustado a derecho, entonces lo habitual es que el afectado no pueda volver a dicho empleo, pero el empresario puede retractarse del despido durante los días que corresponden al preaviso. Como dato añadido, hay que decir que en los despidos objetivos, hay que avisar a los empleados con 15 días de antelación y estos tienen derecho a contar con 6 horas semanales remuneradas para poder buscar otro empleo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: