Eurocopa: Estrellas y favoritos

La Eurocopa viste a Europa de gala. Doce sedes. Doce países con las gargantas afiladas y listas para jalear a las 24 selecciones que por allí vayan desfilando. Primera vez en la historia con tanta ciudad implicada que llena el termómetro de ilusión del continente hasta que Londres, Wembley mediante, dicte sentencia en la finalísima del 11 de julio. El listado de favoritos es compacto y el de outsiders amplio. Quién no quiere ser la Grecia de 2004 o la Dinamarca de 1992…

Sin embargo, por delante de las sorpresas están las certezas y ellas acompañan a las selecciones más altisonantes de la competición. Inglaterra, Francia, Bélgica, España, Italia y Alemania amanecen como las candidatas máximas para alzar la Eurocopa 2020 según los pronósticos. Aunque ya lo deslizábamos, pocos apostaban por griegos o daneses y por detrás de este sexteto encontramos a conjuntos como el actual campeón, la Portugal de Cristiano, la renovada Holanda de De Boer, a todo un subcampeón mundial como Croacia, con un Modric a quien, como a CR7, parece no acabársele nunca el tanque de gasolina.

Colectivos

Hay equipos más compactos, como La Roja, en la que, en ausencia de Ramos, no aparece, a priori, ningún futbolista con el deber de cargar con el peso de las victorias. De hecho, quizá Luis Enrique sea de los seleccionadores con mayor protagonismo del torneo y sus decisiones serán ampliamente escrutadas. Gerard Moreno y Morata tendrán la responsabilidad goleadora que Villa y Torres, palabras mayores, tenían en la España todocampeona. Aunque lo que destaca es el filo de los tapados. A nadie sorprendería que fuese la Euro de los Ferran, Olmo o Pedri.

Alemania e Italia también presentan planteles similares al español, donde las individualidades desaparecen en medio del colectivo. En la Azzurra, Mancini ha añadido tintes creativos a la perenne garra transalpina. Immobile y Chiesa pondrán la fantasía en un bloque sólido y con la habitual ausencia de fisuras. Kimmich o Gnabry, por su parte, deben dar un paso adelante en una Mannschaft donde el regreso de Müller y Hummels quita presión a un once más bisoño que de costumbre. Será la despedida de Löw y querrá dejar el testigo a Flick en los puestos de cabeza de la élite.

Individualidades

Aunque si de regresos hablamos, el de Karim Benzema con Francia se lleva la palma. El delantero del Madrid ha recibido el indulto de Deschamps y el tridente que forma con Griezmann y Mbappé ya ilusiona y aterroriza, con el del PSG como estandarte máximo. La constelación gala es interminable (Pogba, Kanté, Varane…), pero en Inglaterra tienen poco que envidiar. Jugar la final en casa debe ser un plus para un Harry Kane que, con su futuro en el aire, debe demostrar que las cantidades titánicas que pide el Tottenham por su traspaso están más que justificadas. Sancho, Foden o Rashford aportarán savia nueva que llena de esperanza todo lo que rodea a los Three Lions.

Sorpresas

Mientras que la estupenda generación belga está ante su enésima última oportunidad de convertir las expectativas y los pronósticos en triunfos reales. Hazard está en horas bajas, pero nada mejor que una Eurocopa para recuperar el vuelo. Aunque Roberto Martínez tiene suficiente artillería a su disposición, pues Lukaku o De Bruyne serían la estrella máxima en casi cualquier plantilla. Todo ello sin olvidar a los Mason Mount, Bruno Fernandes, Memphis Depay, Frenkie de Jong, Havertz, João Félix… Muchísimo nombre listo para agitar el continente en una de las Eurocopas más igualadas de los últimos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: