El minimalismo ¿cómo comenzar a aplicarlo?

El minimalismo puede ser un concepto un tanto ambiguo, cada persona le otorga el enfoque en su vida que cree necesario y lo aplica a su manera. Al contrario de lo que se cree, ser minimalista no trata únicamente de vivir con pocas cosas, es un conjunto de reconciliación contigo, tu entorno y paz mental.

Es un proceso despojador que a algunos puede tomarle años aprender, a otros no tanto, pero siempre supone una gran enseñanza y para muchos, un estilo de vida.

¿Qué es el minimalismo?

Está centrado en lograr una estabilidad mental viviendo con lo que realmente es necesario, pero no debe confundirse con sumergirse en la pobreza. Es concientizar tus acciones y emociones, para encontrar lo esencial sin vivir atado, liberándote, por ejemplo, de un empleo que no disfrutas o de personas que no te hacen bien. Asimismo, consiste en conservar todas aquellas cosas que te brindan bienestar verdadero y ser sincero contigo mismo, para poder liberarte de aquellas cargas (en todos los ámbitos), viviendo a plenitud.

¿Cómo comenzar a aplicarlo?

Lo primero que debes hacer para comenzar con el minimalismo es entenderlo, para poder darle el foco necesario en tu vida. De igual forma debes simpatizar con él, si lo ves como un trabajo forzoso o un culto al que debes dedicarle todo tu tiempo, entonces está mal, deberá ser espontaneo. Puede que en un principio sea complicado, porque estas dejando atrás actitudes o costumbres que formaban parte de tu vida, pero debes adaptarlo a ti y tu manera.

Inventario y limpieza

La limpieza será tu aliada en el comienzo y una vez que le agarres gustito, se convertirá en una actividad reparadora, convivir en un entorno limpio es saludable. Pero en este caso, el inventario se trata de comenzar por todo lo material que te rodea, para darte cuenta que, algunas simplemente están ocupando espacio. Es más sencillo darle inicio desde las cosas materiales, porque de alguna forma esta pequeña acción te beneficia internamente. Dale un vistazo a tus pertenencias y verás que algunas llevas más de un año sin usarlas, conserva así lo que es realmente productivo.

El minimalismo ¿cómo comenzar a aplicarlo?

Orden

Una vez que hiciste limpieza e inventario, para quedarte sólo con los artículos de uso diario y que te resultan eficientes, será más fácil llevar un orden de cada uno. Seguro te ha sucedido que no encuentras algo porque no conoces su paradero y esto te genera angustia o estrés. Cuando aprendes a vivir con lo necesario es mucho más sencillo mantener el orden a tu alrededor, que además te dará paz mental.

Reencuentro contigo

Luego de ordenar tu espacio, ocúpate de tu mente realizando actividades que te sean placenteras, cualquiera que se traduzca en estabilidad emocional, semanalmente dedícale unas horas a tu bienestar. Como parte de encontrarte y estar bien contigo mismo se trata de llevar una excelente salud mental, plantéate actividades como yoga, meditación o ir a terapia. Trabaja poco a poco en tu control mental, parte del minimalismo se basa en una buena convivencia contigo mismo y hay muchas formas de lograrlo.

Consumo sustentable

El minimalismo se enfoca en el consumo responsable, no se trata de dejar de consumir, sino de hacerlo de forma consciente, evitando derroches o compras compulsivas. Esto tiene lugar en tu economía y en el planeta, adquiriendo sólo las cosas que te son necesarias, podrás administrar mejor tu dinero y reducir el impacto ambiental. Puedes ayudarte escribiendo listas sobre las cosas que realmente necesitas y empezando por cubrir esas, para luego darte tus gustitos.

Tómate tu tiempo

Una parte importante de la conciencia emocional es comprender que, cada persona tiene su tiempo para hacer las cosas, debes comprenderlo para no apresurarte al intentar cumplir tus objetivos. No es una carrera sobre quien logra ser más minimalista, para algunos es un aprendizaje constante de años, enfócate en pequeñas metas sin contar el tiempo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!