Así es una cuenta demo para hacer trading en la bolsa

Con el paso del tiempo ha ido aumentando el interés en invertir en bolsa. Es innegable que uno de los principales causantes es Internet. Y es que hoy en día existen muchas más posibilidades a la hora de realizar las inversiones, evitando los desplazamientos y las llamadas: todo se hace a distancia, de la manera más cómoda posible.

Precisamente la evolución de la red ha dado pie a que actualmente los inversores principiantes lo tengan más fácil que nunca a la hora de dar comienzo a sus operaciones financieras. Una clara muestra de ello es la de la cuenta demo trading bolsa, la cual también puede ser utilizada por ti accediendo a ciertos brokers en concreto que la ponen a tu disposición.

Hoy describiremos cómo son este tipo de cuentas, analizando sus características y determinando el por qué de su éxito no solo entre los principiantes. A su vez, los expertos también hacen uso de ellas con tal de asegurarse de que el nuevo broker que pretenden utilizar es bueno en todos los sentidos.

¿Qué es y para qué sirve una cuenta demo trading bolsa?

Cuando accedes por primera vez a un broker no sabes exactamente cómo funciona. Es importante averiguarlo, puesto que quizá algo no te convenza. En otros tiempos ello obligaba a los usuarios a depositar dinero para operar con él. Sin embargo, todo cambió a raíz del surgimiento de las primeras cuentas demo.

Básicamente hablamos de una cuenta que es puesta a tu disposición a modo de demostración. Para tal fin la plataforma te ofrece una serie de dinero que es completamente virtual y ficticio. Es decir, los beneficios y las pérdidas que registres con el saldo en cuestión no afectarán a la vida real. Así pues, podríamos definir la actividad que tiene lugar en una cuenta demo como una especie de simulación de inversión.

El funcionamiento de las cuentas demo es exactamente igual que el de aquellas en las que se opera con dinero real. Lo único que cambia es precisamente el tipo de saldo.

Una cuenta demo es idónea para familiarizarse con el bróker. Para que proporcione buenos resultados en este sentido es esencial que reúna las siguientes características, las cuales por suerte están presentes en la mayoría de cuentas de demostración que ofrecen las plataformas de inversión de hoy en día.

Características de las cuentas demo

Lo primero que llama la atención de dichas cuentas es lo intuitivas que son. Desde el instante en el que te interesas por una de ellas y decides abrírtela en el broker que tienes entre ceja y ceja todo pasa a ser sencillo a más no poder. Ello es fruto de hacer gala de unas interfaces gráficas que no dan pie al surgimiento de dudas. Aun así, las pocas cuestiones que tengas es mejor que sean resueltas utilizando la cuenta demo, sin poner en riesgo el dinero de tu bolsillo.

Otra característica que merece una mención especial hace referencia a los gráficos. Y es que todos son actualizados en tiempo real. Algunos usuarios piensan que al tratarse de una cuenta demo la experiencia difiere, pero todo lo contrario: las inversiones tienen lugar exactamente de la misma manera, aunque sin dinero real.

Así pues, tanto los spreads como cualquier tipo de comisión se calcula de una forma idéntica respecto a la que ponen en práctica los brokers a la hora de permitir a los usuarios operar con dinero real. Pero, ¿en qué mercados es posible hacerlo con dinero ficticio? En todos los que quieras y que estén disponibles en dicha plataforma.

Es decir, la cuenta demo de un buen broker no está limitada en ningún sentido. Todos sus activos también están disponibles en las cuentas destinadas a las demostraciones, desde la bolsa hasta las criptodivisas y, por supuesto, las materias primas que tanta tranquilidad aportan a algunos inversores al considerar que son un valor refugio.

Aspecto a valorar al hacer uso de una cuenta demo

Ahora que ya sabes cómo son las cuentas demo y exactamente para qué sirven, llega el momento de profundizar en un aspecto que no puede pasarse por alto. Nos referimos al emocional.

¿Sabías que es difícil evitar que las emociones afecten a las inversiones? En efecto, tratándose de algo con lo que hay que saber lidiar. Sin embargo, dicho factor no pasa factura al utilizar una cuenta demo. Ello es debido a que no sentirás ningún tipo de temor ante la posible pérdida de dinero, puesto que el saldo es ficticio y no supone ningún contratiempo económico para ti en caso de fallar en alguna estrategia de inversión.

Ten en cuenta que la experiencia será bastante distinta a la hora de invertir con tu propio dinero, ya que el componente emocional podrá jugar en tu contra, por ejemplo dificultándote la estrategia hold que tantos beneficios puede proporcionar en el sector de las criptodivisas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: