Cómo alimentar tus defensas para protegerse frente a la tercera ola del coronavirus

Fortalecer el sistema inmune se vuelve un asunto prioritario ahora que la tercera ola del coronavirus es ya un hecho. Además de las restricciones en la movilidad y el cumplimiento de las medidas de bioseguridad, las personas tienen el deber de hacer todo lo posible para garantizar el buen funcionamiento de su sistema inmunológico.

Es posible lograr un cuerpo fuerte y saludable, capaz de resistir el impacto  de virus y bacterias, por medio de nuestro estilo de vida. En primer lugar tendremos que garantizar a nuestro organismo alimentos de calidad, que provean la cantidad necesaria de nutrientes y también desarrollar hábitos saludables, como descansar correctamente y evitar el sedentarismo.

A continuación, te ofrecemos una serie de consejos saludables que te ayudarán a fortalecer el sistema inmunológico y hacer que tus defensas naturales se mantengan activas y puedan responder de manera adecuada ante los agentes externos. Así tendremos mayor probabilidad de poder alcanzar un buen pronóstico en la desafortunada situación de contagiarnos por el nuevo coronavirus.

Recomendaciones para mantener el buen funcionamiento del sistema inmune

En esta lista de cinco puntos, dejamos algunas recomendaciones útiles para las personas que desean aprender a modular las respuestas inmunes y evitar todo lo posible desarrollar enfermedades de causa viral.

Cuida tus hábitos

La mala alimentación, falta de descanso adecuado, consumo excesivo de alcohol, tabaquismo, niveles de estrés elevados y falta de actividad física son algunos de los factores que contribuyen a deteriorar el sistema inmunitario. Es importante mantener un estilo de vida equilibrado, proporcionar al organismo el descanso adecuado y limitar el estrés todo lo posible.

Cuida la microbiota

En nuestra fauna intestinal existen millones de microorganismos que interactúan de diferentes formas con el sistema inmune. Cuando ocurre un desequilibrio en la microbiota, se elevan las posibilidades de una respuesta inmunitaria débil, por lo que es importante consumir alimentos como el yogurt y otros productos fermentados con la capacidad de devolver el equilibrio natural.

Consume grasas insaturadas

Las grasas insaturadas funcionan como una fuente de energía y además favorecen el buen funcionamiento del cerebro y el corazón, evitando enfermedades relacionadas con estos órganos. Resulta una buena idea incluir en nuestra dieta algunos alimentos ricos en ácidos grasos poliinsaturados, como los frutos secos y el pescado azul.

Da preferencia a los alimentos ricos en vitaminas

Existen vitaminas con la capacidad de potenciar el buen funcionamiento de las vías respiratorias y activar el sistema inmune, como los son las vitaminas A, C, D y E. Los frutos secos, los cítricos, el aceite de oliva, las calabazas, las espinacas, las zanahorias y los mangos son algunas fuentes de estas vitaminas y podemos incorporarlas con mucha facilidad a nuestra dieta diaria.

Ejercicio físico

Una rutina de ejercicio físico en intensidad media, al menos tres veces por semana, es suficiente para ayudar a que nuestro escudo de defensa se mantenga en perfectas condiciones para la batalla en caso de ser necesario.

Recuerda mantener la hidratación y descansar la cantidad de horas adecuadas como parte del cuidado diario si quieres conseguir una respuesta inmune favorable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: