Modelos de custodia ¿Cuál es mejor para mi familia?

Uno de los temas que más conflicto genera en cualquier proceso de separación o divorcio es la custodia de los menores de edad. Cuando hay hijos en un matrimonio que se está disolviendo, la solución idónea será consultar con una Abogada Custodia Compartida Barcelona, quien se encargará de negociar el modelo de custodia más apropiado y garantizar condiciones justas.

Estas condiciones deben ser discutidas por los progenitores en base a las circunstancias de la separación y las condiciones de cada uno de los padres. Esto permitirá que se elija el tipo de guardia y custodia más apropiado para garantizar una reorganización familiar que garantice el bienestar de los menores. A continuación, conocerás los diferentes modelos de custodia que existen en España. 

Los diferentes tipos de custodia vigentes en España

Custodia es el término legal que describe la situación en que uno de los dos padres asume la responsabilidad del menor de edad y ofrece un entorno apropiado para la crianza saludable del pequeño, cuando los padres se divorcian. Una Abogada de familia Barcelona se encargará de ayudar a los padres a elegir el modelo de custodia más apropiado a su caso en particular.

Custodia monoparental o exclusiva

Años atrás era el modelo de custodia más habitual. Puede accederse a ella tanto por decisión del juez, como a través de una decisión voluntaria de la pareja, donde una de las partes otorga la custodia exclusiva al otro, haciéndole responsable del cuidado y las atenciones diarias del o los menores Además, se fija un régimen de visitas y comunicaciones para el progenitor que no asume funciones de custodio.

Custodia compartida

Cada vez es más frecuente optar por la custodia compartida pues supone mayor beneficio a los menores y disminuye la sensación de ruptura, permitiéndoles disfrutar de ambos progenitores de forma equitativa. Según este modelo, amabas partes se reparten el cuidado completo de los hijos durante periodos de tiempo que pueden ser semanas o meses dentro de un mismo año. Cada padre gozará de derechos de visita y cuidado del menor durante su periodo de custodia.

Custodia partida o distributiva

Este modelo es el menos recomendado y menos frecuente pues supone una mayor ruptura de la estructura familiar habitual. En función al uso de la vivienda familiar después del divorcio y otros temas relacionados, es posible que uno de los hijos quede en compañía de un padre y el resto en la del otro, siendo el juez o la propia pareja quien tome la decisión sobre este caso, siempre atendiendo a motivos justificados. No suele ser común, ya que es prioridad no separar a los hermanos según el principio de unidad familiar.

Custodia atribuida a tercero

Se encuentra contemplada en el Art. 103 del Código Civil como una modalidad extraordinaria que permite entregar la custodia de los menores a sus abuelos, parientes cercanos, personas que lo consientan o una institución adecuada, cuando ocurren circunstancias excepcionales como abandono de familia, maltrato al menor, etc.

Para conocer el modelo más adecuado para cada caso, es recomendable contar con el asesoramiento de una abogada especializada y tratar de llegar a un acuerdo entre ambos progenitores. En casos de divorcios con hijos, debemos recordar que lo primordial debe ser velar por el bienestar superior del menor y dejar a un lado las diferencias entre los cónyuges.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: