Accidentes domésticos que puedes evitar con una reforma

Los accidentes domésticos pueden ocurrir en cualquier momento y son difíciles de predecir. Pero lo que sí es posible es detectar tempranamente cuales son los lugares de tu hogar que pueden ser reformados para evitar posibles situaciones de riesgo.

Los accidentes más comunes en los hogares se producen en los baños, especialmente en las zonas húmedas, representando un grave riesgo para la mayoría de los miembros de la familia.

Por ello resulta necesario evaluar qué tan seguro es tu baño y cuáles reformas podrías realizar para ofrecer cierto grado de seguridad a tu familia.

En un alto porcentaje de los casos, estos accidentes domésticos ocurren en la bañera, por lo que muchos propietarios han optado por sustituir la bañera por una ducha, de modo tal que se reduzca la posibilidad de accidente por caídas en ésta.

Sustituir la bañera por una ducha

Las bañeras suelen generar cierta comodidad para aquellos momentos en los que se requiere relajación; pero para muchas personas es un espacio poco funcional, ya que lo usan como ducha diariamente, exponiéndose a sufrir caídas por la textura del interior de la misma.

Recordemos que las bañeras no están diseñadas para que las personas las usen estando de pie, por lo que su superficie es suave y abrillantada. Esto con la finalidad de evitar cualquier tipo de daño en la piel por roturas.

El problema surge cuando esta superficie lisa entra en contacto con elementos jabonosos, son muy resbaladizas, representando un riesgo.

Se han creado ciertos accesorios como las barras auxiliares que ayudan a que sea posible sostenerse, pero esto imposibilita el uso de ambas manos.

Para terminar de una vez por todas con esta problemática, lo más adecuado será sustituir la bañera por una ducha, que cuente con todos los aspectos de seguridad necesarios y te ofrezcan confort a la hora de tomar tu ducha diaria.

¿Es difícil hacer esta reforma?

En la actualidad, esta es una de las remodelaciones más comunes a las que se enfrenta las empresas de reformas en Madrid.

Esto se debe a que hacer esta modificación es sumamente factible, empleando las mismas tuberías de desagüe que existen en el baño, por lo que no se deben hacer cambios muy significativos en la vivienda.

En el mercado se pueden encontrar gran variedad de platos especialmente diseñados para sustituir la bañera por una ducha que cuentan con la elevación necesaria para generar la pendiente ideal para la canalización del agua.

Se colocan fácilmente sobre el espacio disponible tras retirar la bañera y se adaptan con facilidad al punto de desagüe. Por otra parte, cuentan con superficies antideslizantes que aseguran una fricción suficiente para evitar accidentes al entrar en contacto con las sustancias jabonosas.

Para espacios que cuentan con formas irregulares, se pueden instalar las superficies de ducha elaboradas en materiales flexibles, que se puede cortar a la medida necesaria según las características del espacio.

Sin embargo, debes tener en cuenta que sustituir la bañera por una ducha requiere de ciertos parámetros técnicos para que la instalación sea exitosa. Por ello, lo recomendable es que consultes entre la variedad de empresas de reformas en Madrid, que se especializan en este tipo de trabajos.

De esta forma podrás obtener el baño que tanto has soñado, dejando la responsabilidad en manos de personal calificado para ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: