Ordenador averiado: ¿lo arreglo o compro uno nuevo?

El ordenador es un dispositivo que se encuentra en casi todas las casas hoy en día. Sirve como entretenimiento, para trabajar desde casa, hacer compras online o hacer gestiones bancarias y administrativas. Sin embargo, si se usa de continuo, puede acabar averiándose. ¿Qué hacer en esos casos? ¿Arreglarlo o comprar uno nuevo?

¿Cuándo merece la pena arreglar el ordenador?

Normalmente, cuando se nos rompe el ordenador lo primero que se nos pasa por la cabeza es llevarlo a arreglar, lo cual es lógico, ya que en algunos casos la avería es bastante banal y no hacen falta demasiadas habilidades para repararlo. Muchos usuarios son capaces de solucionar problemas por su cuenta, minimizando así los costes de la reparación.

Lo peor es cuando el problema es más serio y requiere conocimientos informáticos avanzados. Entonces, es mejor no hacer nada por tu cuenta, sino recurrir a la ayuda de profesionales. Llevarlo a reparar sale rentable especialmente si tu ordenador es relativamente nuevo o ha costado mucho dinero. Entonces, aunque la reparación sea integral, pagarás menos que por un aparato nuevo de parámetros similares.

Sin embargo, el tema económico no es la única razón por la que merece la pena reparar el ordenador. Hay mucha gente que, simplemente, está tan contenta con su portátil (por ejemplo por su rendimiento o porque es un modelo limitado), que no quieren deshacerse de él en ningún caso. Algunos están tan acostumbrados a su portátil que no tienen ganas de trabajar en un ordenador nuevo y desconocido, ni perder tiempo descargando programas, transfiriendo datos, etc.  

Comprar portátil: ¿sale rentable?

Entonces, ¿comprar un ordenador nuevo tiene sentido? Por supuesto, sobre todo si tu equipo roto ya tiene sus años y trabajar en él plantea cada vez más problemas. Por lo tanto, si de todas formas ya tenías pensado recambiar tu ordenador en los próximos meses, la avería puede ser una buena razón para acelerar la compra.

Comprar un ordenador también sale rentable si el material que se te ha estropeado es de bajo coste. Entonces, es posible que la reparación costara más de la mitad de un ordenador nuevo, por lo que en esos casos sale mucho más rentable invertir en un modelo más novedoso.

Por otro lado, conviene tener en cuenta otra cuestión que puede influir significativamente en tu decisión. En ocasiones, el ordenador averiado tiene programas instalados que no podrás usar en el nuevo, p. ej. por falta de licencia. En esos casos, tendrás que adquirir ese software de nuevo, lo que acarrea gastos adicionales. 

¿Qué hago si se me avería el ordenador y no tengo ahorros?

Una avería inesperada del ordenador suele implicar un gasto considerable que puede superar tus ahorros en un momento dado. Comprar un equipo nuevo o pagar los gastos de una reparación importante requiere bastante efectivo del que no siempre disponemos. Por lo tanto, si no cuentas con los fondos necesarios, puedes recurrir a la solución más sencilla: el préstamo mini. Gracias a los rápidos trámites, recibirás la transferencia de dinero en poco tiempo y podrás disfrutar de tu ordenador enseguida. Ahora bien, debes analizar todos los aspectos del préstamo mini antes de decidirte por esta opción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: