Todos los momentos en los que llevar un look deportivo es una óptima elección

Solemos vestirnos según las situaciones. No nos vestimos igual para ir a una boda que para ir a hacer la compra. En muchas ocasiones, la ocasión o evento es lo que impera en nuestra elección de qué ponernos; en otros casos, en cambio, la practicidad, o tantos otros motivos, son lo que determina nuestra vestimenta. No obstante las situaciones, desde hace un tiempo hemos entendido que la comodidad es más importante que la apariencia, así que cada vez más optamos por llevar prendas deportivas, que, de hecho, ya no se ven como únicas para hacer deporte, sino como la mejor opción para afrontar las tareas cotidianas de una forma cómoda y juvenil.

Si no sabes qué ponerte, ¿por qué no optas por la comodidad tú también? A este efecto, llevar ropa deportiva será la elección más acertada, al igual que este increíble código descuento JD Sports, con el que podrás hacerte con tus prendas deportivas por mucho menos. Es el athleisure, o la tendencia a usar la ropa deportiva en casi todas las ocasiones. El secreto de este estilo reside en combinar prendas deportivas y básicas con otros accesorios, creando outfits, incluso sofisticados, para cualquier situación.

Trabajo

Si no tienes un uniforme en tu trabajo, vestir deportivo es una excelente opción porque ganarás en comodidad sin tener que renunciar a un estilo personal y de tendencia. Apuesta por una camisa de vestir  y unos pantalones de chándal, o, si no quieres arriesgar tanto, ponte unos leggins negros, una blazer y unas deportivas.

¿Cuáles son las ventajas? Poder sobrellevar la jornada de trabajo más cómodamente sin duda, pero también de una forma relajada, además de que podrás salir del trabajo y seguir con tus tareas más fácilmente antes de llegar a casa. Aprovecha que vestir deportivo está de moda para no tener que aguantar todo un día con los tacones puestos o unas prendas más rígidas, que aun siendo divinas, acaban siendo incómodas al cabo de unas horas, como una falda o unos pantalones de tela ajustados.

Salida con los amigos

Para los eventos cotidianos, como salir a pasear con el perro o quedar con los amigos en una terraza o ir a hacer la compra, puedes ponerte una sudadera oversize, unos vaqueros y unas deportivas. Otro outfit que te favorecerá serán unos vaqueros o una minifalda y unas zapatillas deportivas o unos botines y una chaqueta bomber, del color que quieras. Otra opción es ponerte un pantalón de chándal en tonos oscuros con rayas blancas laterales, un top lencero y una blazer.

Pero incluso si esa salida con los amigos es nocturna, no te compliques la vida y ponte unos leggins negros, unas botas o unos tacones y una camiseta blanca. Añade al conjunto unos pendientes bonitos, quizá también un brazalete, y no necesitas más para lucir guapa y elegante.

De viaje

Ponte un chándal, quizá gris, negro o en un color neutro. Irás sencilla pero correcta. Si llegas justa a la estación y tienes que salir corriendo para no perder un tren, llevar ropa deportiva te vendrá de perlas. Si vas a viajar en coche, con este atuendo podrás hacer kilómetros y kilómetros sin tan siquiera sentirlos.

Más que lo que llevas puesto el secreto del athleisure consiste en saber combinar los distintos elementos de una forma equilibrada y en sentirse cómodos, eso es fundamental. La vestimenta deportiva te permitirá mayor amplitud y libertad de movimientos, así que irás más ágil por la vida. Solo por esto merece la pena, pero verás que como consecuencia tu estado anímico mejorará también. Si todavía no has  probado esta tendencia, ¿estás dispuesta a intentarlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: