¿Cuáles son las mejores opciones de inversión en 2022?

¿Buscando en qué invertir tu dinero? Alternativas de inversión hay muchas y muy variadas, algunas asociadas a un riesgo moderado, otras a una tasa de riesgo alta y otro grupo con potencial de alta rentabilidad y muy alto riesgo. Cada inversor tiene el deber de informarse sobre cada alternativa y escoger aquella que mejor se adapte al nivel de riesgo que se encuentra dispuesto a asumir.

Dicho lo anterior, analizamos algunas de las consideradas mejores opciones de inversión disponibles en 2022. Para realizar esta lista estamos considerando diferentes perfiles de riesgo y niveles de retorno de inversión (ROI), por lo que tendrás que investigar sobre cada tipo de inversión o producto para saber si se adapta a tus intereses.

¿Dónde invertir este 2022? 5 alternativas interesantes

Trading y criptomonedas

El trading de criptomonedas es una de las actividades en tendencia, junto a la compra y acumulación de activos digitales con proyección de crecimiento como por ejemplo el Bitcoin. Los traders pueden realizar esta actividad gracias a la ayuda de intermediarios encargados de asesorar y ofrecer herramientas adecuadas para el trading. Puedes ver un ejemplo aquí: Urus Trade comentarios y opiniones.

Depósitos a plazo fijo

Si lo que buscas es incrementar tu patrimonio utilizando un método clásico, de bajo riesgo y con mayores garantías, te conviene pensar en los depósitos a plazo fijo. Estos se pueden obtener en la institución financiera donde se tengan los ahorros, en plazos que van desde 30 hasta 1080 días, con rentabilidades promedio entre el 3% y el 6% anual.

Cambio de divisas

Considerando la volatilidad del mercado de divisas, tanto entre la moneda local de tu país y el dólar estadounidense, como otros pares de divisas disponibles, es posible obtener interesantes beneficios. Para operar con pares de divisas necesitas una plataforma de trading que te ofrezca las herramientas para acceder al mercado Forex.

Factoring y Crowdfactoring

El factoring se refiere a la compra de una factura o derecho de cobro a una entidad financiera o empresa que está en búsqueda de liquidez para garantizar su operatividad. Entre los beneficios de esta actividad destaca que resulta un tipo de inversión bastante simple, con rentabilidad superior a los depósitos a plazo y representa una excelente oportunidad para diversificar nuestro portafolio.

Los inversores pueden elegir distintos plazos para obtener el retorno de inversión o la devolución de su capital con los respectivos intereses. Para garantizar los pagos y reducir la posibilidad de pérdidas por impago, es necesario realizar esta actividad por medio de plataformas especializadas y reguladas para tal fin, las cuales ofrecen rentabilidades de entre el 8% y el 19% anual.

Préstamos con garantía hipotecaria

Existen fondos de inversión dedicados a la entrega de créditos y préstamos con aval hipotecario, los cuales se diferencian de los préstamos personales, justamente gracias a la existencia de una garantía hipotecaria que puede tomarse para liquidar la deuda contraída en caso de que el deudor incurra en situación de impago. El margen de beneficios oscila entre el 12% y el 24% anual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: