¿Cuál es la diferencia entre una correduría de seguros y una aseguradora?

El mercado de seguros posee diferentes canales de distribución, como Pléyade, la correduría de seguros de Grupo Telefónica. En este artículo descubriremos las características particulares y las diferencias entre las corredurías de seguros y las aseguradoras, de forma que los usuarios puedan sacar sus propias conclusiones y elegir la más conveniente.

¿Qué es una correduría de seguros?

La correduría de seguros es un equipo de expertos, profesionales en asesoría de seguros, quienes actúan como intermediarios entre las compañías aseguradoras y los clientes que contratan una póliza. Parte de su labor es orientar al usuario para ayudarle a conseguir la póliza más adecuada a sus necesidades y ajustada al presupuesto disponible.

¿Cuál es la función de una aseguradora?

Una empresa aseguradora es la compañía encargada de proveer diferentes tipos de seguros. Para esta labor, las aseguradoras se apoyan en el trabajo de los agentes, con los cuales se vinculan a través de un contrato laboral exclusivo. La tarea de los agentes es captar nuevos clientes potenciales a los cuales ofrecerles cualquiera de los productos comercializados por la asegurada.

Entonces, ¿cuáles serían las diferencias entre una correduría de seguros y una aseguradora?

Según las definiciones anteriores, las corredurías de seguros cumplen funciones distintas respecto a las empresas aseguradoras. En primer lugar, las aseguradoras utilizan agentes que operan bajo relación laboral exclusiva, mientras que las corredurías tienen la capacidad de ofrecer asesoría profesional, independiente e imparcial, recomendando cualquier póliza disponible en el mercado.

Entonces, la aseguradora sería la empresa con la cual se firma el contrato de la póliza y la encargada de asegurar los bienes y personas. Es la empresa a la cual se le paga la prima y aquella que se encargará de responder económicamente ante cualquier siniestro. Estas comercializan sus productos de manera directa y también sacan provecho de su propia red de agentes.

La correduría de seguros funciona como mediador entre el cliente y todos los seguros existentes en el mercado, ayudándole a encontrar la póliza que mejor se adapte a sus necesidades. Ser corredor de seguros es una profesión regulada y, para su ejercicio, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) exige la obtención del título de Mediador de Seguros.

¿Cuáles son las ventajas de ser clientes de una correduría de seguros?

Considerando lo anterior, podemos realizar una lista algunas de las ventajas que supone el trabajo de una correduría de seguros:

  • Trato personalizado, cercano y directo por parte de profesionales que se encuentran al día con toda la información del sector.
  • Amplia oferta de seguros, pues trabajan de forma independiente con las mejores aseguradoras disponibles en el mercado.
  • Personal certificado como Mediador de Seguros, según lo exigido por la DGSFP y lo dispuesto en la ley.
  • Excelente servicio de atención al cliente disponible para atender cualquier solicitud, duda o inconveniente de los clientes.
  • Independencia e imparcialidad en las recomendaciones realizadas, ofreciendo consejos adecuados a las necesidades de cada cliente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: