4 productos fundamentales para tu higiene bucodental

En 2020, visitar a un dentista es toda una odisea. Las medidas de seguridad instauradas por culpa de la pandemia hacen que las salidas a centros clínicos o de salud bucodental se recorten bastante, y eso está obligando a la población a buscar soluciones propias para evitar que su boca y dientes se resientan por pasar tanto tiempo lejos de la mirada de un profesional.

Es lógico que la preocupación por esta faceta se acentúe, como también lo es que hayan aumentado las ventas de productos de higiene bucodental. Precisamente por eso es por lo que hemos decidido hacer una selección con 4 productos fundamentales para la higiene de tu boca y dientes. Si los tienes y, sobre todo, los usas debidamente, ten por seguro que no habrá problemas con tu boca y tu dentadura.

Los productos que necesitas para cuidar tu boca y dientes

Hay 4 productos que son esenciales para tener una salud bucodental perfecta. Oirás consejos, escucharás trucos y hasta leerás recomendaciones de toda clase, pero créenos, con estos cuatro productos en casa, y usándolos cuando corresponde, lo que conseguirás con cada limpieza es algo que no vas a poder conseguir de ninguna otra forma. De hecho, todo los dentistas profesionales lo recomiendan.

Que sea un cuarteto recomendado por expertos en la materia es algo que, precisamente este año, resulta más importante que nunca. Con lo difícil que se ha vuelto acudir a dentistas especializados dadas las circunstancias, tener a mano estas herramientas para limpiar boca y dientes es clave. Así, aunque no se puedan realizar las visitas pertinentes, al menos podrás seguir cuidando tu sonrisa al máximo.

Irrigador dental

Aunque sea una herramienta que utilizan principalmente los profesionales de la salud bucodental, como vienen siendo dentistas profesionales, lo cierto es que los irrigadores dentales ya son una parte fundamental de cualquiera que quiera cuidar su boca y dientes con algo de primera. Tener un buen irrigador dental portátil y usarlo durante cada limpieza consigue resultados mucho mejores que una limpieza convencional.

Estos aparatos lanzan el agua a presión en la dentadura, lo que permite que toda la suciedad más incrustada pueda salir con todavía más facilidad. Aunque el control al principio puede resultar complicado, con algo de soltura dejarás tus dientes listos para rematar con un buen cepillo eléctrico. Es la combinación idónea para cuidar tu sonrisa, y además sus precios son cada vez más bajos. Cualquiera puede hacerse con uno a día de hoy.

Cepillo eléctrico

El cepillo eléctrico es esencial. Es algo incuestionable porque, aunque el cepillo manual puede dar buenos resultados, con este lo que conseguirás es infinitamente mejor que con algo normal. Los modelos eléctricos trabajan a una gran velocidad y, además, se pueden colar mejor por partes de la dentadura que se descuidarían de otra manera. Su velocidad de giro les permite eliminar la suciedad con muchísima más eficacia.

Solo tienes que escoger uno con una buena batería, que además sea compatible con buenos cabezales limpiadores. El resto es tan sencillo como coger el hábito y, sobre todo, aprender a usarlo. Haciendo una limpieza tras cada comida principal con un cepillo eléctrico, te aseguramos que alejarás muchísimos problemas de salud bucodental. Y tan solo tienes que hacer eso. Nada más.

Buena pasta de dientes

También hay que añadir que de nada sirve tener un buen cepillo eléctrico si no se usa la mejor pasta de dientes. Habrá muchas opciones en el mercado, incluso con muchos sabores diferentes. Sin embargo, olvídate de todo lo demás y céntrate en una cosa, que tenga flúor. Esta es la clave para mantener la blancura en la dentadura, además de para garantizar el efecto bactericida que se encargue de eliminar cualquier bacteria que pueda provocar caries o infecciones.

Las pastas más modernas están experimentando también con el uso de estaño para para potenciar su efecto limpiador. Lo cierto es que los resultados están dando muy buenos resultados, ya que su combinación con el flúor resulta demoledora para cualquier agente nocivo para la salud de tu boca y dientes. Echa un vistazo y no dudes en comprar lo mejor.

Enjuague bucal

Tras una limpieza, la guinda del pastel la da el enjuague bucal. Este elixir, que puede ser un locutorio o cualquier otro producto derivado, es lo que termina de eliminar cualquier resto de comida o de bacterias. Aunque es cierto que la combinación del irrigador, del cepillo eléctrico y de la pasta ya forma un cóctel perfecto para cuidar tu boca, el enjuague es el remate final.

Las principales marcas de este ámbito son más que conocidas, y encontrar algo bueno aquí es bastante sencillo. De hecho, la inmensa mayoría de opciones que puedes encontrar ya tienen una calidad más que envidiable para el resto.

¿Has tomado nota? Si falta algo, no dudes en comprarlo y empezar a introducirlo en tu rutina de limpieza. Notarás pronto la diferencia, pero, sobre todo, lo agradecerán tus dientes y tu boca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: