Bankia y CaixaBank esperan cerrar su fusión en los próximos días

Bankia y CaixaBank están considerando una fusión que crearía el mayor banco de España, dijeron los bancos en un comunicado el jueves al regulador del mercado de valores, la CNMV.

El nuevo banco tendría un activo de 650.000 millones de euros, aunque carecería de la presencia internacional de otros bancos españoles como Santander y BBVA.

La medida se produce en medio de un proceso de consolidación general en el sector bancario español a medida que los prestamistas refuerzan sus provisiones para hacer frente al impacto de la crisis de Covid-19.Las fusiones son una forma de ser más eficientes, pero también implican un riesgo de gestión.

De concretarse el acuerdo, el Estado español, que actualmente posee el 61,8% de Bankia tras el rescate de este último en 2012, tendrá una participación del 14% en la nueva entidad. El principal accionista de la nueva entidad crediticia sería la Fundación La Caixa con alrededor del 30%. La operación aún está pendiente de la aprobación del gobierno.

La noticia fue informada inicialmente por el diario online Ara el jueves y luego confirmada por Bankia y CaixaBank.

El grupo BFA-Bankia fue rescatado en 2012 por el estado, que inyectó 22.400 millones de euros para salvar al prestamista en apuros en un momento en que España aún se estaba recuperando de los efectos de la crisis financiera de 2008, agravada por una enorme crisis inmobiliaria. Ocho años después, apenas se han recuperado 3.300 millones de euros .

Tanto el Banco de España como el Banco Central Europeo han estado presionando por la consolidación para contrarrestar los efectos de la crisis del coronavirus en los balances de los prestamistas.

El banco resultante estaría presidido por el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, y por el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, que se convertirá en el nuevo presidente y consejero delegado de la entidad fusionada.Hubo un intento anterior de fusión CaixaBank-Bankia, pero fracasó por desacuerdo político y cuestiones de jerarquía

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ya había insinuado la posibilidad de una fusión en la última presentación de resultados de julio. “Hay algún incentivo para las fusiones”, dijo en ese momento. “Lo veremos en los próximos meses. Hay un caldo de cultivo para las fusiones”.

La fusión requerirá la aprobación del gobierno, ya que este último controla Bankia a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) , un programa estatal lanzado en 2009 para supervisar una ola de fusiones entre las tambaleantes cajas de ahorros de España. “El equipo del FROB está analizando permanentemente las condiciones del mercado con el fin de proteger el interés público a través de la participación en Bankia”, dijo el Ministerio de Economía y Transformación Digital en un comunicado.

Hubo un intento anterior de fusión CaixaBank-Bankia en 2012, cuando los bancos estaban encabezados por Isidro Fainé y Rodrigo Rato respectivamente. La medida fracasó debido a desacuerdos políticos y problemas de jerarquía.

Para CaixaBank, esta sería la segunda operación corporativa en tres años. En 2018 aumentó su participación mayoritaria en BPI, y durante la anterior crisis económica adquirió Banco de Valencia, Caixa Girona y Banca Cívica.

CaixaBank cuenta actualmente con 4.460 oficinas y 35.600 empleados, mientras que Bankia tiene 2.250 oficinas y alrededor de 16.000 empleados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: