Altruismo: ¿Qué es y cómo involucrarte?

El altruismo es un comportamiento que tiene en cuenta principalmente a los demás, en contraste con el egocentrismo o el egoísmo. Aunque el agente del altruismo puede beneficiarse indirectamente del altruismo en la medida en que experimenta satisfacción y plenitud al hacer el bien a los demás, esto no disminuye la autenticidad de la motivación altruista porque no se busca una ganancia recíproca ni de reputación.

El altruismo de los adultos (es decir, la conducta voluntaria que está «motivada por la preocupación por el bienestar del otro, más que por la anticipación de recompensas») se ha asociado a una mejora de la moral, la autoestima, el afecto positivo y el bienestar. Se han estudiado los vínculos entre el altruismo y la salud mental y física.

¿Cuáles son los beneficios del altruismo para la salud?

1. Ayudar a los demás sienta bien

Hay pruebas que sugieren que ayudar a los demás puede promover cambios fisiológicos en el cerebro relacionados con la felicidad. Ayudar a los demás también puede mejorar nuestras redes de apoyo y animarnos a ser más activos. Esto, a su vez, puede mejorar nuestra autoestima.

2. Crea un sentido de pertenencia y reduce el aislamiento

El voluntariado y la ayuda a los demás también pueden ayudarnos a tener un sentido de pertenencia, a hacer nuevos amigos y a conectar con nuestra comunidad. Por ejemplo, las actividades presenciales, como el voluntariado en un banco de alimentos, pueden ayudar a reducir la soledad y el aislamiento.

3. Ayuda a mantener la perspectiva

Muchas personas no se dan cuenta del impacto que una perspectiva diferente puede tener en su visión de la vida. Ayudar a los demás, especialmente a los menos afortunados que uno mismo, puede ayudar a poner las cosas en perspectiva y hacer que uno se sienta más positivo. 

4. Ayuda a hacer del mundo un lugar más feliz: ¡es contagioso!

Un acto de amabilidad puede mejorar los sentimientos de confianza, control, felicidad y optimismo. También puede animar a otros a repetir la buena acción que ellos mismos han experimentado, contribuyendo a una comunidad más positiva.

5. Cuanto más se hace por los demás, más se hace por uno mismo

Los beneficios de ayudar a los demás pueden durar mucho tiempo después del acto en sí, tanto para ti como para ellos.

Cómo involucrarse en el mundo del altruismo

Ayuda a personas con discapacidad

Hoy en día existen muchas fundaciones/organizaciones que ayudan a personas con discapacidad y cuyo objetivo principal es conseguir que lleven una vida lo más inclusiva y activa posible. Para ello se llevan a cabo acciones en integración laboral, formación, educación, atención sanitaria o accesibilidad, entre otros. 

Del mismo modo, también hay empresas que ofrecen sus productos y servicios adaptados a este colectivo. Es el caso de las agencias de viajes, especializadas en turismo accesible; empresas que ofrecen un transporte adaptado mediante vehículos para personas con discapacidad, con el objetivo de mejorar su autonomía; o empresas de tecnología que ofrecen teléfonos, sistemas gps y otros productos que ayudan a este colectivo a conectar con familiares y amigos.

Donación de órganos

Uno de los mejores ejemplos de altruismo que podemos encontrar es la donación de órganos, y que se presenta como la única solución para algunas enfermedades graves. Tanto es así que España lleva siendo líder mundial en trasplantes durante 24 años consecutivos, tal y como afirmó a principios de año la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).

Colaborar para acabar con la desnutrición

Uno de los mayores retos a los que se enfrenta la sociedad actual es la falta de alimentos para una gran parte de la población. En el mundo existen 69 millones de niños menores de 5 años que presentan problemas de desnutrición y 155 millones que sufren retraso del crecimiento, según datos proporcionados por la OMS. 

Para ayudar a este grupo de personas se puede participar en las campañas que organizan los bancos de alimentos o formar parte de una ONG volcada en esta problemática.

Evitar el consumo de tabaco

El tabaco es una amenaza que mata a más de 7 millones de personas al año y es actualmente la principal causa de muerte prevenible en el mundo. Supone también un alto coste en gastos sanitarios debido a los problemas de salud derivados del tabaco, así como graves efectos nocivos en el medio ambiente. 

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como diferentes asociaciones tratan de disuadir a las personas del consumo del tabaco en todas sus formas, así como evidenciar las prácticas comerciales de las empresas tabacaleras para incitar al consumo de tabaco. 

Son solo algunos ejemplos en donde queda patente la importancia que puede tener el altruismo y sus innumerables beneficios, no solo para la salud y el bienestar de los demás, sino también para el propio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: