Policías de Río realizan simulacro para controlar choques durante Brasil 2014

Untitled

Policías de Río de Janeiro, en el sureste de Brasil, realizaron este miércoles varios simulacros de enfrentamientos entre simpatizantes (hinchas) de determinados equipos, con el fin de controlar estos episodios durante el Mundial de Fútbol 2014 que iniciará a partir del 12 de junio y culminará el 13 de julio.
El batallón de choque de Río recreó los enfrentamientos violentos tal y como los que se han visto en los últimos meses, con gas lacrimógeno, bombas de estruendo y el arresto de manifestantes.
De acuerdo a la agencia de información AFP, la medida preventiva fue tomada tras recientes hechos de violencia entre hinchas locales, pues dichas acciones encendieron las alarmas de las autoridades de cara a la mayor cita del fútbol.
La ciudad cuenta ahora con una unidad de vigilancia móvil para facilitar la información durante la celebración del máximo evento deportivo, según informó el capitán Rodrigo de Faría de la Policía Militar.
El efectivo de seguridad explicó, que el camión de vigilancia móvil funciona como una plataforma de observación, puesto que cuenta con un mastil con cámara de seguridad y una antena que recibe las imágenes grabadas desde un helicóptero, “esto permitiría identificar a las personas por su rostro y crear un banco de imágenes”.
El ministro de Deportes de Brasil, Aldo Rebelo, dijo a finales del año pasado que aquellos fanáticos que se tornen violentos durante los juegos de futbol que se llevarán a cabo en el país como parte del Mundial 2014, deberían pagar las consecuencias de su conducta inadecuada con fuertes sanciones.
Para garantizar la seguridad del mundial se movilizarán unos 150 mil miembros de las fuerzas del orden público, quienes deberán garantizar la seguridad de cerca de 600 mil turistas extranjeros que llegarán a Brasil y que se sumarán a los 3 millones de brasileños que se desplazarán por las 12 sedes del torneo.