Excluyen de comisión de DD.HH a diputado homofóbico en Brasil

Untitled
Los diputados del Congreso debatieron la designación del presidente de la comisión y con 10 votos en contra excluyeron a Bolsonaro. (Foto: Archivo)

Diputados del Congreso brasileño impidieron mediante una votación ajustada que el diputado Jair Bolsonaro, -conocido por estar en contra de los derechos de homosexuales-, asumiera el miércoles la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos y Minorías de la Cámara de Diputados.
El diputado obtuvo ocho votos en la elección del presidente de la comisión, contra 10 votos del legislador Assis do Couto, del gobernante Partido de los Trabajadores. Es de acotar, que Bolsonaro había presentado su candidatura sin apoyo de su Partido Progresista.
El diputado Jean Wyllys, primer legislador abiertamente homosexual del Congreso brasileño, había advertido con anterioridad que un clima de descontento en la base de partidos que apoyan al gobierno de la presidenta Dilma Rousseff podría reforzar alguna candidatura opuesta a la del Partido de los Trabajadores.
Bolsonaro declaró anteriormente que pretendía asumir la presidencia de la comisión para mantener ese tipo de agenda. “El pueblo está cansado de defender derechos de vagabundos, que es la especialidad del PT (Partido de los Trabajadores)”, había declarado.
Vale recordar, que el año pasado la Comisión de Derechos Humanos y Minorías fue presidida por el pastor evangélico Marcos Feliciano, quien convirtió el foro en un espacio de oposición a los derechos de homosexuales.
En ese entonces, la comisión intentó impulsar leyes que autorizan el tratamiento psicológico para “curar” la homosexualidad y para revertir una decisión judicial que permitía el matrimonio entre personas del mismo sexo.
Durante la gestión de Feliciano, activistas de derechos humanos, raciales y de grupos homosexuales realizaron protestas constantes durante las sesiones de la comisión, lo que llevó al diputado a realizar sesiones a puertas cerradas.
Al respecto, el diputado Vicente da Silva, líder del Partido de los Trabajadores en la cámara baja, el nuevo presidente de la comisión llevará el foro por un camino ético y que podrá apaciguar la comisión para retomar su agenda.